La celada de Joost van Dam.

En el ajedrez a distancia, algunos jugadores cuando la posición no les beneficia, hacen uso del reloj, o mejor de las redes informáticas,  juegan al último momento y esperan que se pierda la conexión, que la monotonía haga olvidar la partida, etc.; algunos juegan hasta que se produzca el jaque final.

Pero el Holandes Joost van Dam con Blancas, tenía otra idea, juegan las negras.

Con este razonar, llegue a la siguiente posición, movimiento 50, torneo que empezó el 2 de Enero del 2017 y pasito a pasito, suave suavecito iría bajando los peones negros hasta coronar al menos uno.

Vi el juego muy monótono y sin ninguna posibilidad para las piezas blancas del holandés, hasta llegar a la posición, con que inicia el articulo.

Una tentación, un paso, una dama, una partida, solo que siempre hay una esperanza y pudo ser

Y no queda otra que sacrificar el alfil.

Sigo apostando por mi peón, y porque tarde o temprano ganaran las negras.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.