TCEC 15, LCZero, Inteligencia Artificial y Magnus Carlsen – Algunas consideraciones.

Por Alex54

El TCEC 14 fue ganado por el Stockfish por la mínima frente a LCZero, ya que éste último aún no había acumulado la suficiente “experiencia” o know-how, léase partidas y posiciones, para superar al Bacalao; pero después de unos meses, y con un incremento muy importante de sus bases de datos, el LCZero se ha impuesto de forma aplastante al Stockfish.
Los medios de I+D+i que poseen Google / DeepMind / LCZero y familia, “hijos”, “primos” y adláteres, no tienen parangón en el mundo. Nadie puede competir contra eso. El monstruo estadounidense global posee unos medios económicos y humanos de desarrollo de IA impresionantes, abrumadores, imbatibles. Han dado con la clave, con el santo grial de los Sistemas Expertos, y obviamente lo están sabiendo explotar en todos los campos, y yo me congratulo por ello y les doy la enhorabuena, porque esos programas serán aplicables a muchas más ramas del saber, como la medicina y otras.
En la materia que nos ocupa, el Ajedrez Electrónico, obviamente los programas actuales no pueden ni soñar ya en competir con el coloso, debido a que son desarrollados por una sola persona, normalmente el programador y autor del programa, rodeados de un pequeño círculo de colaboradores de confianza de muchos años, como en el el caso del Hiarcs, por ejemplo. Testadores de confianza, y “mejoradores” de aspectos complementarios importantes, como el libro de aperturas, ya que las TBs de finales están ya resueltas, con las TBs Nalimov y Syzygy de seis piezas, y las Lomonosov de siete. Por cierto, que Syzygy ya ha sacado las TBs de siete piezas, que “solo” ocupan DIEZ Terabytes de espacio, a diferencia de las TBs Lomonosov estándar de siete piezas, que ocupan 120 Teras.
Un programador y su pequeño equipo no podrán nunca competir con Google y sus infinitos medios económicos, financieros y humanos, pero hay TRES situaciones muy específicas que quisiera comentar:

I) – Stockfish: el Bacalao ha sido el último bastión en caer por una sencilla razón: al tener un codigo abierto son muchos los equipos que han estado incorporando mejoras continuas durante estos años. Docenas de programadores y equipos independientes y separados, pero que han ido creando sinergias continuadas – hay días que salen varias versiones durante la misma jornada – y eso implica un progreso paralelo que no pueden incorporar los demás motores. Pero toda mejora tiene un límite de incremento, y en este TCEC se ha demostrado de forma palmaria que aunque Bacalao ha mejorado un tanto, LCZero lo ha hecho a un ritmo mucho mayor desde el anterior TCEC, y lo ha derrotado de forma muy rotunda y contundente.
Para poner en perspectiva el Stockfish frente a otros motores, vemos que el Shredder sacó su última versión después de casi seis años, Houdini tardó casi tres en sacar la suya nueva…y así todos los demás, con excepción de Komodo y Hiarcs, de los que vamos a hablar luego.
No se pueden comercializar motores de PAGO sin haber testado en profundidad los nuevos, e incorporando además unas mejoras Elo evidentes frente al resto – incluido en primer lugar el Stockfish, con el agravante de que es GRATUITO – para que la gente se anime a comprarlos (60-100 Euros), y eso es muy difícil cuando nos encontramos con motores que se mueven ya en la franja del los 3200-3550 Elo. Es una labor ímproba, hercúlea, imposible de llevar a cabo con medios tan limitados como los de los motores convencionales.

II) Komodo: es un caso especial dentro de los motores punteros. Un motor comercial con un nivel de juego magnífico, pero que no podía competir con el gratuito Stockfish, y mucho más grave, con el excepcional Houdini, también de pago y competencia directísima.
Fue tirando en el TCEC con mucho éxito durante años, pero llegó un momento en que se vio superado por los dos motores citados anteriormente, y optó por una versión híbrida entre el LCZero y los motores convencionales, una versión que por cierto no le dio los resultados esperados ,como hemos ido viendo en las últimas ediciones del TCEC. Dejó de sacar también versiones Android después de la 11, y optó su autor por vender el proyecto a la poderosa web, también norteamericana, chess.com, con muchos más medios, y que le daba más tiempo y dinero para desarrollar la doble vía del Komodo, la convencional y la híbrida; pero los meses van pasando y parece que hay mejoras relevantes en el nivel de los Komodo estándar, las versiones 12 y la novísima 13.01 , aunque no se han visto resultados aparentes en el TCEC 15, recién terminado, ni de la versión estándar ni de la híbrida (MCTS). Ya veremos.
Acaba de salir a la venta el Komodo 13.01, por 60-100 dólares, pero en Android desgraciadamente la última versión que hay es la 11. Tendremos que seguir esperando, de momento, ya que me dicen que la están testando, a ver si la tenemos en Google Play las próximas semanas.

III) Hiarcs: el caso más complejo que nos ocupa. Con bastantes años de retraso, seguimos esperando la aparición del fabuloso Hiarcs en su versión de 64 bit nativa. Pero Mark es muy perfeccionista, y las cosas de palacio, en este caso, van muy , muy despacio.
El Hiarcs es el único programa de los míticos de los años ochenta (Chess Pro, Rebel, WChess y ChessGenius) que va a dar el salto de los 32 bit a los 64 bit muchos años después. Pero hay que rehacer el programa, y son miles de líneas de código, y eso lleva miles de horas de trabajo, para una persona que ya tiene su propio trabajo en la City de Londres, del que vive, por lo que esas miles de horas se las tiene que quitar/robar a su familia, al sueño, al ocio , al descanso, a los días de fiesta…etc. Y eso lleva MUCHOS años.
A eso hay que sumarle que Mark tiene problemas de salud familiares muy graves, que tiene que mejorar un programa ya de por sí excepcional, y que tiene que superar a sus principales rivales convencionales – Stockfish, Houdini , Komodo y Shredder – con todas las mejoras que han ido incorporando en los últimos VEINTE años, ahí es nada. Si además le sumamos la no menor incoporación de los motores con IA, la familia AlphaZero, LCZero et al, nos haremos una somera idea de las ímprobas dificultades del pobre Mark, y de por qué está tardando tanto, porque no olvidemos que este motor también es de pago, y deberá tener el nivel adecuado que compense su compra. Y no va a ser barato, porque va a ir integrado en la completísima plataforma Hiarcs Chess Explorer 2.X, que muy posiblemete incorporará una gigantesca base de datos de libros de aperturas, de partidas y finales – tipo la otrora EOC del Rebel – para análisis y consulta no solo del usuario humano de la misma, sino del propio motor mientras analiza. Y para este proyecto tendremos también que seguir esperando , me temo.

Lo dicho, el tándem AlphaZero/LCZero se ha convertido en el motor de rerferencia actual, pero por desgracia no están a la venta ni asequibles para el común de los mortales, a excepción del Campeón del Mundo Magnus Carlsen. Todos los rumores indican que el bueno de Magnus ha accedido a AlphaZero para sus análisis y práctica de juego, lo que ha devenido en un cambio drástico de su estilo de juego y una mejora de resultados espectacular en los últimos torneos en los que ha participado, alzándole hasta los 2.875 puntos Elo, y animándole a declarar hace unas semanas que se ve capaz de superar la estratosférica barrera de los 2.900 puntos Elo, siendo el primer y único jugador humano que lo lograría.
Como voy a estar en el Torneo Magistral de León entre los días 3 y 9 de Julio, hablaré con Leontxo García , Miguel Illescas y otras personas para ver qué hay de cierto en todos estos rumores y confirmar varios puntos clave.

Speak Your Mind

*