Si hubiese jugado ajedrez Eric From

Ajedrez.

Una actividad donde los problemas deben ser resueltos: con la razón, con la imaginación y con la conciencia. Una necesidad de realizar, de que lo que se hace tenga impacto, despierte interés y sea objeto de una respuesta de los demás. El principio de efectividad se hace presente por el amor y el trabajo productivo.

Ajedrecista.

Un ser en busca de respuestas. Hay quien convierte la existencia en un simple medio de sobrevivencia para alcanzar el éxito, justifican con este esfuerzo la razón de su existencia. Se halla quien vive creándose a sí mismo hasta lograr la armonía con la existencia. Se mudan del egocentrismo, esto los impulsa a un nuevo salto hacia mejores búsquedas, a la experiencia de unidad con todo lo que existe para llegar a ser. Buscan también el desarrollo óptimo de la totalidad del medio social. Responden al dilema de la existencia con la mejor de las respuestas; estar siendo.

Obtener Artículo Completo

Obtener más  Artículos del Autor

Capo Vera Menchik

 Vera Francevna Mencikova nació en Moscú, su madre es británica y su padre checoslovaco, como es lo usual, él quien le enseña a jugar al ajedrez a la edad de nueve años. Debido a la revolución rusa, la familia entera se trasladó a Hastings Inglaterra, donde Vera se inscribe en el club de la localidad. Ahí conoció a Macrozy convirtiéndose este ajedrecista, en su entrenador. Con solo15 años Francevna gana el campeonato femenino británico. Se dice de ella, que es generosa en las derrotas y modesta en las victorias. Su rating actual es de 2390.

Obtener Artículo Completo

Obtener más Artículos del Autor

Saveliĭ Grigorevitch Tartakower

Un solitario en el mundo del ajedrez.

Tartakower nació en Rostov del Don, Rusia. El padre de Tartakover un próspero mercader, austriaco y su madre polaca. Los hermanos Tartakover fueron cuatro; dos hombres y dos mujeres. A Tartakover le enseña ajedrez su padre.

Sawielly Tartakower es poseedor de una cultura, excepcional, su personalidad es fascinante; ingenioso, autor de frases penetrantes, ocurrentes y llenas del mejor humor, tales como: “Perdí la primera partida porque que me dolía la muela, la segunda porque tenía migraña la tercera porque tuve un ataque de reuma, la cuarta porque me sentía muy mal, y la quinta, ¿bueno es que tengo la obligación de ganarlas todas?” o como esta: “En una partida de ajedrez a veces juegan más de cuatro caballos”.

Obtener Artículo Completo