Dos alfiles y dos peones de flanco

07/11/2017 – Los alfiles de colores opuestos son una paradoja. En el medio juego favorecen al bando que ataca, mientras que en los finales favorecen al que defiende. De hecho, algunos finales con alfiles de colores opuestos son tablas incluso aunque un bando tenga 2 peones de ventaja. ¡Así que hay que saber entablar ese tipo de posiciones!

Finales de ajedrez

Por puntualizar: los alfiles de bandos opuestos son siempre de colores distintos. La expresión se usa para indicar las casillas por las que circulan. Por ejemplo, el alfil negro de casillas claras y el alfil blanco de casillas claras serían “alfiles del mismo color”, mientras que el alfil blanco que recorre las casillas oscuras y el alfil negro que circula por las casillas claras son “alfiles de distinto color”.

Obtener más Artículos del Autor

Obtener Artículo Completo

El poder de los alfiles

por Karsten Müller
10/10/2017 – Cuando están en emparejados, los alfiles pueden ser muy fuertes. No obstante, a veces incluso un único alfil es bastante fuerte para controlar todo el tablero. Esta edición de la columna de finales de Karsten Müller investiga el enfrentamiento de los alfiles con una torre.

Finales de ajedrez

Dos cabezas son mejor que una

La pareja de alfiles es una arma poderosa ya que los dos alfiles trabajando en equipo pueden controlar muchas casillas, tanto claras como oscuras, desde lejos, lo que es útil tanto para atacar como para defenderse.

Obtener Artículo Completo

Obtener más Artículos del Autor

El caballo allana el camino

por Karsten Müller

18/10/2017 – “Los finales de caballo son como los de peón”. Se dice con ligereza y a menudo resulta cierto. Sin embargo, hay una diferencia importante que no se puede olvidar: ¡el caballo puede sacrificarse! Otra lección sobre finales de Karsten Müller.

Finales de ajedrez

Lo mismo que con cualquier otra regla empírica, hay que estar siempre pendiente de las excepciones. Karsten examina un ejemplo de un final de caballo con pocos peones, en la lección de la semana.

Obtener Artículo Completo

Obtener más Artículos del Autor

 

La sorpresa de Oparin

por Karsten Müller

17/05/2017 – Los finales con alfiles de colores opuestos a menudo terminan en tablas incluso aunque uno de los bandos tenga uno o dos peones de ventaja. Sin embargo, esos finales a menudo esconden sorpresas tácticas.

 

 

Obtener Artículo Completo

Obtener más Artículos del Autor

¿Perder la torre es perder la partida?

por Karsten Müller

24/10/2017 – Las torres son piezas fuertes, pero los peones pasados también son muy poderosos, especialmente en los finales. ¿Quién es más fuerte, la torre o el peón pasado? Pues, depende.

Finales de ajedrez

Las negras no pueden evitar que el peón blanco “d” corone. Tendrán que sacrificar la torre para conseguirlo. La cuestión es:

¿cuándo es el momento apropiado?

Obtener Artículo Completo

Obtener más Artículos del Autor

Barreras de peones

por Karsten Müller

31/10/2017 – A los alfiles les gustan las diagonales despejadas; a los peones les gusta que los protejan. A veces es complicado combinar ambas cosas y hay que saber qué es lo más importante. El GM y Dr. Karsten Müller nos aporta cada semana un problema de finales, para que ampliemos nuestra colección de elementos de juicio y conocimiento.

 

En los finales con alfiles que circulan por casillas de colores opuestos es muy probable que la partida concluya en tablas, pero no basta enunciar la regla para que se aplique: hay que ponerla en práctica sobre el tablero, lo cual no siempre es fácil.

Obtener Articulo Completo

Obtener Articulos del Autor

Torres contra peones pasados

 por Karsten Müller

03/10/2017 – ¡Las torres deben situarse por detrás de los peones pasados! En los finales de torre, ese es una regla práctica popular y útil. Después de todo, en la mayor parte de los casos ciertamente es ahí donde deberían estar las torres. No obstante, por suerte o por desgracia, hay excepciones.

 

Obtener Publicaciones del Autor.

Obtener Artículo Completo.

Caballos indefensos

 por Karsten Müller

02/08/2017 – Basicamente el ajedrez es un juego de lógica justo. Sin embargo, algunas cosas siguen dejándonos atónitos. Por ejemplo el hecho de que dos caballos y un rey no puedan dar mate al monarca rival. Con todo, esa paradoja a veces ofrece al bando que defiende posibilidades inesperadas.

Obtener Artículo Completo.

Obtener Publicaciones del Autor.